10 títulos devastadores que romperán tus métricas

¿Quién no se ha topado con la problemática de escribir un buen título para una entrada del blog, para un tweet o para una simple nota de Facebook?. Realmente, los títulos son un verdadero quebradero de cabeza, porque de ellos depende el 80% del éxito de nuestro artículo.

Los títulos son los que nos ayudan en nuestras estrategias, no importa si estamos hablando de aumentar las ventas, conseguir nuevos seguidores, fidelizar o simplemente entretener. Es en el encabezado donde tenderemos un puente entre el lector y nuestros objetivos.

El secreto para crear un título devastador

Los secretos para crear buenos títulos en tus post.

Aunque muchos expertos, ya han dado sus opiniones sobre las características que debe tener un buen titular. Nosotros, hemos llevado la teoría a un nuevo nivel, simplemente para asegurarnos, que no solo sea llamativo, sino que también, te ayude a romper las métricas de tu sitio web.

Algunos de los secretos que hemos aprendido a lo largo del camino son los siguientes:

  1. La brevedad es un número, máximo 70 caracteres: Un buen titular debe limitarse a la mitad de un tweet y si puede hacerse mucho más resumido, pues enhorabuena, ya te puedes considerar un astro atrapando al lector con el núcleo del tema.
  2. Las metáforas y los símbolos son para poemas, no para títulos: Muchos blogueros, tienden a confundir a los usuarios de Internet, con sus títulos. La razón, es que desean ser tan diferentes y crear misterio, que al final no dicen nada en concreto, como por ejemplo, ponerle el siguiente título a un artículo sobre tips de vídeo marketing; “Fotones de luz traspasando la conciencia”. Obviamente las palabras elegidas no arrojan ninguna pista sobre el verdadero tema a tratar, y los usuarios que se interesen en el título pueden pensar que trata sobre, psicología, física o electrónica. Terminando por aumentar nuestro porcentaje de rebote en la página y desmejorando nuestro posicionamiento.
  3. Crea tres listas de palabras y juega con ellas: Esto es una actividad lúdica y súper creativa. Todos sabemos que una buena oración lleva sujeto, verbo y predicado. Ahora imagina que descompones tu título en tres columnas, en cada una coloca una serie de palabras que entran en algún tipo de calificación lingüística, es decir, lista de verbos, lista de adjetivos, lista de pronombres, etc. Luego realiza combinaciones al azar y de seguro encontrarás un título genial que atraerá muchos lectores.
  4. Palabra y frases claves: Ya todos sabemos lo importante que son las palabras claves en nuestra estrategia de posicionamiento, pero pocos saben, que al crear un artículo web también se toman en cuenta las palabras claves asociadas al mismo. Supongamos que nuestra entrada en el blog hablara sobre una jornada de adopción de mascotas en Alicante, pues las palabras claves son adopción, mascotas y Alicante. Con estas palabras podemos crear frases claves, para utilizarlas posteriormente como títulos o llamadas a la acción.
  5. Muéstrate útil: Normalmente en Internet, las personas tienden a realizar búsquedas o leer, aquellos contenidos que responden alguna de sus dudas o satisfacen alguna necesidad. La razón fundamental para ello, es que las personas desean que se le brinde la información digerida y resumida al máximo. Este es el secreto del porqué los vídeos tutoriales son tan demandados.

De la teoría a la práctica, 10 títulos devastadores que romperán tus métricas

10 títulos devastadores para escribir un buen título para una entrada del blog.

Teniendo en cuenta lo antes planteado, llego el momento de crear nuestros títulos, lo primero es definir su tipología y su estructura. Veamos nuestros 10 ejemplos a continuación:

Nuestros 10 ejemplos para títulos Win, Win

  1. El reinado del contenido ha vuelto, larga vida al rey: Un muy buen ejemplo de un titular noticioso, donde se usa una expresión conocida, sobre todo para los amantes del cine heroico.
  2. 7 cosas que no sabías sobre…: Este es uno de los encabezados favoritos no solo por parte de los blogueros, sino, por parte de los lectores. Su efectividad está tan comprobada, que la cantidad de vídeos de Youtube que empiezan con estas palabras es realmente impresionante.
  3. Aprende a..: Los tutoriales, guías o cualquier contenido que sirve como material instruccional, está condenado a tener éxito. Los usuarios de la web, son creaturas insaciables en cuanto a conocimiento y practicidad. Muchos poseen la curiosidad legitima por aprender de forma autodidacta, otros, un grupo más reducido, solo buscan el camino más fácil.
  4. ¡Esto no puede ser verdad!: Sobre todo en las redes sociales, los títulos que empiezan en exclamación prenden una alarma en la mente de los lectores, obligándoles, casi de forma inconsciente a hacer clic en la publicación.
  5. No lo podrás creer: Generar expectativas o intrigas, siempre hace que el gusanito de la curiosidad salga a flote. Los encabezados de este género, tienden a incrementar las métricas de nuestro blog, de manera exponencial en muy poco tiempo.
  6. Cuando Gollum nos gobierna: El humor y el sarcasmo, son dos extremos de una misma cuerda, ambos ayudan a criticar de forma jocosa una problemática. En este caso, sería la problemática de la corrupción, creando un símil entre los políticos y el famoso personaje des señor de los anillos… ¡Mi precioso!
  7. El efecto invernadero y el deshielo de los polos: En periodismo se dice, que lo simple y concreto atrae. La verdad, es que muchas veces nos pasamos horas pensando en un título molón, cuando lo único verdaderamente importante es informar. En estos casos, simplemente coloca como encabezado el tema, sin metáforas, símiles o preguntas. Oye, que lo minimalista está de moda.
  8. Peripecias de un redactor naufrago: Una idea genial, es colocar títulos que bien podrían estar en la tapa de un libro. Pero ojo, siempre manteniendo coherencia con el tema a tratar.
  9. Fulano, mengano y los 40 ladrones: Volviendo a los símiles, otra forma de captar audiencia es colocando variantes de títulos famosos. En este caso, si conocemos un personaje que este envuelto en un escándalo por robo o estafa, pues le viene como anillo al dedo.
  10. Cuando la felicidad se nos revela: Aunque suene como un libro escrito por Paulo Coelho, la verdad es que los encabezados reflexivos, atraen a un público bastante amplio. Por eso nuestro consejo, es que si se adaptan al tema los uses.

Títulos que enamoran.

¿No es más cierto que si un título despierta tú la llamada a la acción la tendencia a que hagas clic aumenta considerablemente?

Hay un alto porcentaje de que esto sea así, y por ello es de vital importancia que tus títulos reúnan una serie de criterios que harán que tu propósito sea efectivo, como pueden ser la originalidad, credibilidad, gratitud, tentación, curiosidad u otros que tú consideres a la hora de elaborar tu título que te lleven a pensar que incluyéndolos en el mismo puedan llegar a convertir.

Conclusiones

En resumidas cuentas, si logras crear un título en el que a través de él despiertes la curiosidad de los usuarios, aumentarás el tráfico de tu blog, ganando de este modo visibilidad e incentivarás un aumento del branding, así que ya sabes que a partir de ahora deberás cuidas los títulos que redactes si quieres conseguir más visitas para tu sitio.

Bueno, y ya para despedirnos, esperamos que este artículo haya sido de tu interés y no sólo eso, sino que además te haya servido para darte cuenta de la importancia de los títulos en los artículos.

Hasta el siguiente post 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio