Lo que nunca te contaron sobre el community manager

Lo que nunca te contaron sobre el trabajo de un community manager.

Si hay una palabra en el diccionario español que defina a la perfección lo que es el marketing digital, esa es universo, y no solo por lo gigantesca que es su área de influencia, sino porque su capacidad de expansión es tan infinita como el campo de Oliver & Benji. De hecho, no es atrevido decir que aún ni siquiera hemos rascado la superficie de todo lo que nos puede aportar esta industria. Cada día aparecen una herramienta, un formato o una nueva tendencia que aprender; y cientos de hábitos y métodos de trabajo innovadores que aspiran a ser revolucionarios caducan nada más nacer. El crecimiento de la burbuja es imparable, y no son pocos los que desean sacar (y de hecho, sacan) tajada de ello.

Como el espacio que ocupa el marketing digital es, como hemos dicho, inabarcable, nos centraremos en una de sus galaxias más célebres e importantes, la del Social Media. Este lugar da cobijo a los community managers, una raza cuyo ingenio vive las 24 horas bajo la ley de aumentar likes, followers, fans, retweets, clicks y una infinidad de términos más. Solo los elegidos poseen las habilidades necesarias para seducir al Time-Line del usuario. Pero, antes de entrar en faena y describir esos distinguidos rasgos, es necesario hacer un poco de background y contar la precuela de cómo los community managers resistieron (resistencia que hoy en día continúa) a una amenaza que a punto estuvo de acabar con el gran poderío emergente del Social Media.

¿De dónde viene el community manager?

El auge de las redes sociales, y del mercado que trajo consigo, sirvió de lanzadera para algunos usuarios que vieron en un trono por estrenar la ocasión perfecta para auto-proclamarse community managers sin ningún fundamento, y con ello, cometieron una irresponsabilidad de dimensiones planetarias. Estos impostores, a los que llamaremos ‘los subidores de fotos’, fueron capaces de torpedear una industria que debería estar ahora mismo viajando a la velocidad de la luz, pero lo cierto es que aún hoy en día intenta escapar del oscuro agujero negro en el que estuvo muy cerca de sumirse.

Community Managers: Impostores torpedeando la industria.

Pero al fin la luz ha regresado, y los auténticos community managers han iluminado el camino correcto, y con ello, delatado a parte de los impostores. Poco a poco, el mundo del Social Media recupera la dignidad arrebatada por sueldos y servicios ridículos que se apropiaron de su identidad.

La recuperación del sector descansa en una causa principal, que es el mayor conocimiento de las empresas demandantes, que han pasado de pagar por estar en redes sociales (servicio que cualquiera puede hacer) a hacerlo por ser reconocidas en ellas. El cliente que contrata los servicios ahora tiene mucha más información que el que lo hacía hace cinco años, el del pasado quería aparecer, el actual, que su presencia sirva para algo, y ante ese aumento de la exigencia, los subidores de fotos no han podido hacer más que levantar el pie del acelerador e ir desapareciendo de un mercado que no les pertenece.

Los verdaderos community mánagers han asumido al fin el papel que merecen y que tanto tiempo desearon desempeñar. Con toda la pasión del mundo, se han puesto la capa y el antifaz para dirigir desde el anonimato cientos de perfiles, gestionados ahora sí por las manos adecuadas. Con la estrategia comunicativa como estandarte, estos profesionales luchan día a día no solo por reforzar el prestigio de las marcas para las que trabajan, sino también para recuperar el de una profesión que tuvo unos inicios nada sencillos.

Los verdaderos community mánagers han asumido al fin el papel que merecen, ¿lo dudas? Share on X

Ahora, con la industria del Social Media consolidándose en un escenario mucho más profesionalizado y cada vez más alejado del amateurismo, ya se pueden resolver las incógnitas en torno a la figura del CM.

Con todo lo que sabemos, ya estamos en condiciones de dibujar un boceto que ilustre las habilidades y los rasgos principales que debe poseer quien aspira a ser considerado como tal. Ha llegado el momento de saber qué es un community mánager, y sobre todo, dejar claro con rotundidad qué no es. Toma nota.

¿Qué es un community manager?

Un community manager no es (solo) un editor de fotos. Cierto es que la importancia de las imágenes en el Social Media es capital. No nos equivoquemos, hay productos tan atractivos que una mera foto suya puede ser una mina dorada de likes. Y sí, si la fuerza de una marca reside en el atractivo de lo que vende no debemos pasarnos de puristas y negarnos a publicar fotos, pero hay una gran diferencia entre quien solo sabe editarlas y subirlas y quien sabe darle a esa foto mucho más poder de su valor estético.

Ya sea en la actualidad o en el entorno físico de la marca, un buen CM siempre encontrará una tendencia para utilizarla como motor de propulsión y enamorar a su público. En conclusión, siempre has de tener en cuenta que las imágenes son una herramienta muy poderosa, pero nunca un fin. Recuerda: por muy bien que sepas utilizar un bisturí, eso no te convierte en médico.

¿Cómo trabaja un CM?

Un community manager no trabaja para la marca, sino para sus clientes. La gran preocupación de un buen CM no es conocer la empresa para la que presta sus servicios (que también), sino saber todo lo posible sobre sus usuarios.

De nada servirá utilizar las tendencias a nuestro favor, si no sabemos qué gusta o qué inquieta a nuestros seguidores, hay que utilizar toda la información a la que tengamos acceso sobre ellos, cada like son toneladas de valiosos datos, ¡utilízalos bien! Porque serán tus mayores aliados para sorprender, y a la larga, enamorar a tu público.

¿Cuáles son los objetivos del community?

Y esto nos lleva al último gran rasgo que define lo que es un community manager de pedigrí. El objetivo del Social Media no es vender, sino inspirar. Puede parecer una de esas frases tan bonitas como vacías, pero lo cierto es que esconde una gran verdad. Hacer marketing de los años 70 en redes sociales (y pagar por ello) es desperdiciar el mar de posibilidades que las redes sociales ponen a nuestra disposición.

Los hábitos de consumo han cambiado, y como profesionales del Social Media no podemos dedicarnos a meter con calzador modelos de venta anticuados en nuestra estrategia. Lo entenderemos mejor con un ejemplo, ¿dónde radica el éxito de Spotify? En que se adaptó al consumo actual de música para ser rentable y, salvo los más melómanos, ya nadie se acuerda de lo que era un CD. Nunca olvides esta norma: ir descaradamente a vender no crea ningún valor en el usuario, y de eso se trata nuestro trabajo, de generar valor.

Hoy mis objetivos los he cumplido.

Los mejores cursos de community manager

A continuación, si estás pensando en estudiar un curso de community manager, te contamos cuáles son las mejores escuelas para formarte:

  • Aula CM

Esta escuela de comunicación y marketing online se encuentra en el top 5 de los cursos que verdaderamente valen la pena para formarte como Community Manager. Oferta dos modalidades distintas:

Curso presencial. Un curso totalmente práctico de 100 horas, con dos turnos diferentes (mañana y tarde). Aprenderás a crear un Social Media Plan, crear presupuestos para un plan de marketing) y todo lo necesario para trabajar como Community Manager. Además, al terminar podrás realizar prácticas en una de las empresas colaboradoras de Aula CM. ¿Dónde? En Madrid. Precios asequibles, facilidades de pago y posibilidad de bonificarlo a través de la Fundación Tripartita.

Curso Online. 100 horas de clases (vídeos de las sesiones presenciales) y 40 horas de clases en streaming. Área de alumnos con material extra, facilidades para pagar el curso en varias mensualidades o de forma bonificada.

El próximo enero comienza una nueva edición con horario de mañanas. ¡Aún estás a tiempo de apuntarte aquí!

Si quieres un curso presencial, aula CM tiene el mejor.

  • Fundación UNED

Curso 100% online. Durante 4 meses (500 horas) aprenderás todo lo necesario para ser el mejor Community Manager; cómo, cuándo y dónde publicar, cómo se escribe correctamente en un blog, cómo se gestiona una crisis en redes sociales…

Entre sus profesores, destacan Hugo Gómez, Vega Pérez-Chirinos o Aida Sánchez. Su precio es de 650€, sin embargo dispone de descuentos y bonificaciones.

Puedes ver el programa del curso en su web.

La fundación UNED tiene un curso de community manager 100% online.

  • IEBS Business School

IEBS oferta un curso de Gestión de Social Media y Community Management muy completo; no solo estudiarás la estrategia y planificación de la gestión de redes sociales, sino también la optimización de campañas de Social Ads o cómo viralizar contenido.

Metodología online (50 horas), distintas formas de pago y ayudas y bolsa de empleo.

¿Quieres asistir a una sesión informativa? ¡Apúntate!

Si te interesa estudiar un curso de community manager online, debes conocer el de iebs.

¿Qué es y que no es un community manager?

Por último, y antes de las conclusiones finales, te dejamos una infografía que recoge los puntos principales de todo lo que hemos visto anteriormente exponiendo las principales diferencias entre lo que supone ser un verdadero community manager y lo que no.

Te contamos las diferencias entre un verdadero community manager y el que no lo es en esta infografía.

Conclusiones

En líneas generales, estos rasgos son los que componen la columna vertebral de un profesional de las redes sociales. Hecho ya el análisis, ¿añadirías algún factor más aparte de los expuestos?

Y una pregunta aún más inquietante, tras haber llegado hasta aquí, honestamente, ¿puedes considerarte un community manager de pura cepa o por el contrario, eres un mero subidor de fotos?

Y si por el contrario, amigo lector, eres una empresa que está pagando por unos servicios de Social Media, ¿estás invirtendo bien tu dinero? No os canséis de buscar respuesta a estas preguntas, un CM auténtico nunca lo haría. 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio